El control y la transmisión de la temperatura de forma segura y precisa pueden evitar la interrupción no programada de la producción

 
La medición estable, segura y de alta precisión de las señales de temperatura en todas las etapas del proceso de manufacturación es la esencia de la planta de polisulfuros de AkzoNobel en Taixing…

 

La planta de AkzoNobel en Taixing es uno de los mayores proveedores de ácido cloroacético de China. Este ácido es un producto químico básico que se utiliza en diversos procesos químicos. La unidad abastece a clientes de todos los continentes y funciona con éxito desde 2006.  

 

China Case Story1 700X389 

Proceso complicado que necesita la medición segura y precisa de la temperatura

El proceso de fabricación del ácido cloroacético se divide en varias etapas. Todas las etapas son complicadas y requieren una alta precisión en la medición de la temperatura para el control del sistema, así como dispositivos intrínsecamente seguros.

 

Problemas con transmisores que no proporcionaban señales precisas o no tenían señales de salida

Antes de probar los transmisores de temperatura de PR, la planta había experimentado transmisores de temperatura que no proporcionaban señales precisas o que, por razones que se desconocen, no ofrecían señales de salida. La temperatura es un parámetro crucial en los procesos químicos. Si falla, puede dar lugar a que el proceso se detenga y quede afectado el rendimiento de la planta en su totalidad.

 

Después de probar el transmisor 5335D durante seis meses, se convirtió en el estándar del emplazamiento

El personal de la planta decidió probar el transmisor PR 5335D de dos cables con el protocolo HART®. Después de la prueba de seis meses, los resultados estaban claros: los transmisores de PR funcionaban con una precisión extraordinariamente alta y un rápido tiempo de respuesta. El personal decidió que el PR 5335D sería el estándar del emplazamiento.

 

 

Zhang Xiaoying, administrador de instrumentos, explica:

 

“Le dimos a PR electronics un objetivo claro y la prueba demostró que los transmisores de temperatura de PR podían ofrecer calidad y rendimiento. Los dispositivos eran muy fiables. Además, los transmisores llevan un certificado SIL2 y el protocolo HART, y una garantía de cinco años, que también es algo de gran importancia para nosotros”. 

 

 

Agradecimientos:

Agradecemos sinceramente a Zhang Xiaoying, de la planta de AkzoNobel MCA en Taixing, su participación en este artículo.