La renovación del digestor en una instalación de aguas residuales ha permitido mayor capacidad para el lodo y una mejora de la eficiencia de la planta

 
Al renovar una de sus instalaciones de aguas residuales, KASSELWASSER deseaba un transmisor flexible y duradero para la instalación. Se especificó para la aplicación el transmisor universal PR 4116 y ofreció un rendimiento tan alto que ahora es el transmisor estándar del emplazamiento.

 

KASSELWASSER (Alemania) ofrece servicios de tratamiento de agua y aguas residuales a la ciudad de Kassel y determinadas áreas urbanas de los alrededores. El centro diseña, construye y opera el suministro de agua potable y saneamiento, incluido el tratamiento de aguas residuales así como el mantenimiento estructural y el funcionamiento del equipo.

 

Al renovar una de sus instalaciones de tratamiento de aguas residuales en julio de 2012 decidió sustituir dos digestores antiguos por uno nuevo con una capacidad de 7500 m³. Al mismo tiempo se renovaron las tecnologías de control, la instrumentación y el sistema eléctrico.

 

Kasselwasser 700X306

El nuevo digestor se muestra a la izquierda. Fotografía de www.kasselwasser.de

 

Los dos depósitos digestores más pequeños habían alcanzado su límite de capacidad y se hacía necesario sustituirlos. Para la instalación KASSELWASSER especificó los transmisores universales PR 4116 para medir la entrada de estado de las válvulas y alimentar los transmisores de presión y caudal en el depósito. La durabilidad del transmisor 4116 y su capacidad de ofrecer entrada Activa/Pasiva resultaron importantes en esta aplicación. El 4116 mostró rápidamente su desempeño en acción y seguidamente se convirtió en el dispositivo estándar del centro.

 

Es posible modificar los parámetros de funcionamiento para adaptarlos a todas las aplicaciones

Según el Sr. Müller de KASSELWASSER la elección del 4116 como estándar permanente del centro ofrece diversas ventajas:

 

“Tiene mucho sentido tenerlo como estándar. Los transmisores son fáciles de instalar y funcionan mediante la pantalla de programación 4501, todos los miembros del equipo están familiarizados con ella y saben cómo funciona”, explica y prosigue: “Y, tan importante como eso, es posible modificar los parámetros de funcionamiento para adaptarlos a todas nuestras aplicaciones. Esto significa que necesitamos menos unidades para cubrir muchas aplicaciones. Y podemos ahorra en el número de módulos necesarios para ejecutar y mantener nuestros procesos”.

 

Una alta disponibilidad del sistema es importante

Además de por su flexibilidad el 4116 también ha impresionado al equipo de mantenimiento en términos de rendimiento:

 

“Según nuestra experiencia el 4116 es un dispositivo muy estable y nuevos objetivo principal es una alta disponibilidad del sistema, además cumple nuestras expectativas de calidad”, añade Müller.

 

El nuevo digestor entrará en funcionamiento en noviembre de 2014. La nueva instalación ha ofrecido capacidad adicional para el lodo y ha mejorado la eficiencia de la planta.